Suplementación Nutricional

HACER DE TRIPAS CORAZóN

an image for news story Hacer de tripas corazón

Hacer de tripas corazón

La salud de su intestino es sumamente importante para su bienestar general. Conocido como el “segundo cerebro”, diversos estudios han revelado que el intestino manda mensajes al cerebro que influyen diariamente en nuestra toma de decisiones.  La digestión, el estado de ánimo, la salud e incluso la manera de pensar de las personas se relacionan cada vez más con el “segundo cerebro”, y es por ello que los probióticos son en la actualidad tema de debate en numerosas conversaciones en todo el mundo.

Los probióticos son bacterias vivas buenas para todo el organismo, pero en particular para el sistema digestivo. Estos microorganismos vivos pueden ayudar a restaurar el equilibrio natural de las bacterias del intestino, que es posible que esté desequilibrado debido a la vida moderna, a una dieta deficiente o a una toma excesiva de antibióticos. Como parte de un estilo de vida saludable, la ingesta de probióticos puede ayudar a las bacterias buenas que ya se encuentran en el intestino, ya que aumenta su número y disminuye la cantidad de bacterias malas, lo que ayuda a prevenir las infecciones y las inflamaciones [1].

¿Qué tipo de probiótico debe tomar?

Los probióticos se dividen en grupos, aunque los lactobacillus y los bifidobacterium son los más comunes. Dentro de estos grupos se pueden clasificar en cepas. Los efectos relacionados con la ingesta de probióticos son específicos de cada cepa en función de sus necesidades personales, por lo que el probiótico más adecuado para usted podría no serlo para otra persona. Por ejemplo, la lactobacillus rhamnosus GG es una cepa muy estudiada que ofrece numerosas ventajas, incluida la mejora de la salud intestinal. Sin embargo, otra cepa común, la <3>bifidobacterium animalis</3>, está pensada para favorecer el sistema digestivo y la óptima absorción de nutrientes, lo que ayuda a disfrutar de un sistema inmunológico saludable.. [2] No obstante, esto no significa que no pueda tomar probióticos de múltiples cepas. Muchas bacterias establecen relaciones simbióticas entre sí y, de hecho, potencian las funciones en grupos complementarios.

Los probióticos se pueden encontrar de forma natural en los yogures y en algunas bebidas, pero las bacterias que contienen deben estar vivas cuando lleguen al intestino para que causen el mayor efecto posible. Muchas entrarán en estado de latencia de forma natural debido simplemente a la calidez de la boca y del sistema digestivo. Para sobrevivir necesitan del ambiente ácido del estómago y del tracto gastrointestinal, y solo los probióticos de la más alta calidad permanecerán intactos tras pasar por el estómago para llegar a los intestinos, donde se absorben los nutrientes. Los probióticos tipo cápsula pueden ser una mejor alternativa, ya que su revestimiento exterior ayuda a proteger las bacterias vivas en su recorrido hacia el intestino.

La conexión entre el intestino y el cerebro

Existe un vínculo entre lo que ocurre en el intestino y lo que ocurre en el cerebro. El tracto gastrointestinal es susceptible a las emociones y cualquier sentimiento intenso puede desencadenar una serie de síntomas en el intestino. La explicación a este hecho es que el cerebro y el sistema gastrointestinal (GI) están íntimamente conectados. [4] El intestino contiene 500 millones de neuronas, que están conectadas al cerebro mediante los nervios del sistema nervioso. Puesto que las bacterias intestinales pueden afectar a la salud cerebral, la mejora de estas bacterias gracias a la ingesta de probióticos puede mejorar asimismo el estado de ánimo y la memoria. Además, tiene otros beneficios para la salud, como la prevención de enfermedades digestivas, el aumento de la función inmunológica y una piel mucho más sana [5].

Viajes, antibióticos y probióticos

Aunque todo el mundo puede tomar probióticos, los viajeros y otros grupos de personas pueden beneficiarse particularmente. Los probióticos pueden ayudar a repoblar el intestino con bacterias buenas a aquellas personas cuyos sistemas inmunitarios están bajo más presión, que pueden estar expuestas a otros gérmenes al viajar a países exóticos o que hayan tomado un tratamiento con antibióticos.
Aunque debe seguir una dieta sana y consumir productos que contengan estas bacterias saludables, no todas llegarán a su intestino, por lo que es importante que aporte bacterias buena al cuerpo en forma de suplementos para equilibrar el microbioma. La conexión entre el intestino, la salud cerebral y el bienestar general es cada vez más fuerte, por lo que al cuidar su intestino, se está restableciendo para lograr una salud óptima.

¡Un cuerpo equilibrado permite disfrutar de un estilo de vida saludable y feliz!

[1] Cleveland Clinic: Probiotics

[2] 1MD: The Top 11 Probiotic Strains + Why They’re so Important to Your Health

[3] Healthline: What’s the Connection Between Probiotics and Digestive Health?

[4] Harvard Medical School: The gut-brain connection

[5] Healthline: The Gut-Brain Connection – how it works and the role of nutrition

Volver a la lista de publicaciones