Mantenerse Activo

MOTIVACIóN PARA MEJORAR LA FORMA FíSICA

an image for news story Motivación para mejorar la forma física

Todo el mundo tiene la mejor intención, especialmente si está en las primeras etapas de la fijación de objetivos: ¡va llevar una vida saludable, hará ejercicio con regularidad y pronto se sentirá en forma y genial!

A veces es difícil mantener la motivación y la concentración, y el entusiasmo puede comenzar a desvanecerse. Si esto le suena familiar, no se preocupe, tenemos algunos magníficos consejos que le ayudarán a seguir motivado para mantenerse activo, y mejor aún, para disfrutar de verdad haciéndolo

1. No vaya predispuesto al fracaso

Mantenerse activo es un estilo de vida y no un objetivo a corto plazo. Es tentador establecer demasiados objetivos en los primeros días, por lo que sea generoso consigo mismo y actúe de manera realista con lo que desea conseguir. Ya tenga intención de controlar su peso, mejorar su forma física o iluminar la piel, mantenerse activo ayudará, pero llevará tiempo. Establezca mejor pequeños objetivos y…

2. Valore sus logros, sin importar el tamaño

Mantenerse activo es un proceso continuo y cada logro debería valorarse como es debido. Si ha logrado algo que no podía hacer antes, ¡bien hecho! Siéntase orgulloso, no se preocupe de la gente que le rodea y céntrese en su propia trayectoria.

3. “Cuándo” va a hacer ejercicio, no “con qué frecuencia“

“Voy a hacer ejercicio tres veces a la semana” no es un horario, es una afirmación.  Si pone el despertador temprano y luego vuelve a acurrucarse porque está cómodo, abrigado y “ya lo hará mañana”, los días comienzan a pasar y, antes de que se dé cuenta, no le quedarán suficientes “mañana” para alcanzar sus objetivos en cuando a forma física. Por ese motivo, necesita establecer un horario. Comprométase a hacer ejercicio unos días concretos y afronte esas sesiones como si se tratara de una reunión de negocios a la que tiene que asistir, sin excusas. No obstante…

4. No se sienta culpable por no hacer ejercicio

¡Necesita días de descanso! Ningún atleta que se precie llevaría a cabo un programa de entrenamiento que no incluyera tiempo de descanso y recuperación y, si los atletas lo hacen, ¿por qué no usted? El tiempo de inactividad permite a su fatigado cuerpo descansar y retomar la actividad con más fuerza que antes. Si no le da este descanso, acabará extenuado y llegará un punto en el que temerá el momento de hacer ejercicio, en lugar de disfrutar del subidón de endorfinas que el ejercicio puede, y debería, ofrecerle. Por no mencionar que aumentará el riesgo de sufrir lesiones.  [1]

5. Hablemos de las endorfinas…

Se trata de unas “sustancias químicas de la felicidad” que produce el cuerpo y que le hacen sentir bien, y hacer ejercicio es una manera segura de liberarlas. Las endorfinas activan una serie de señales eléctricas que le dicen a su sistema nervioso que se “sienta bien” y, además, reducen nuestra percepción del dolor. Este subidón natural que se produce al estar en forma nos ayuda a mantenernos activos al reducir el nivel de estrés, disminuir los pensamientos negativos y hacernos sentir bien en general. Cuanto más lo experimente, más querrá volver a hacerlo, de manera que con el tiempo será más fácil mantener la rutina de ejercicios. [2]

6. Sea responsable

Si no cuenta a nadie sus objetivos, nadie podrá cerciorarse de que los cumple. Cuente a sus amigos, familiares y compañeros sus planes para mejorar su forma física o, mejor aún, pregúnteles si les gustaría unirse. A menudo, la experiencia es más divertida si se comparte con otra persona y, al compartirla, es más difícil echarse para atrás en el último momento.

7. Cambie de planes de vez en cuando

Es bueno que practique su deporte favorito o asista a su clase de fitness favorita, pero a todos nos cansa que la rutina no cambie de vez en cuando. El cuerpo también se resentirá y no encontrará las mismas actividades tan desafiantes como antes. Intente combinar su actividad física con algo nuevo que desafíe otros grupos musculares y que le haga trabajar un poco más duro. Vaya a nadar de vez en cuando, salga a pasear o saque la raqueta de tenis. ¡Cuantas más formas encuentre para mantener el cuerpo activo, mejor!

8. ¡Escuche toda la música que quiera!

Está demostrado que poner la radio nos motiva a movernos y aumenta la resistencia en hasta un 15 %, según un estudio de Brunel University School of Sport and Education.

Llevar un estilo de vida saludable es un proceso continuo, pero incluso si empieza con miedo, una vez que las endorfinas hagan su trabajo y los efectos físicos y mentales del ejercicio empiecen a notarse, comenzará a sentirse más motivado y apasionado por su nuevo y ejercitado “yo”. ¡Buena suerte y asegúrese de disfrutar del proceso! [3]

[1] The Active Times: Why rest days are just as important as working out

[2] Well And Good: Endorphins and Exercise – how intense does a workout have to be for the ‘high’ to kick in?

[3] Brunel University London: Music increases exercise endurance by 15 per cent

Volver a la lista de publicaciones