Comer Bien

LA VARIEDAD EN UNA DIETA SALUDABLE ES FUNDAMENTAL

an image for news story La variedad en una dieta saludable es fundamental

Muchas dietas se centran en limitar o prohibir grupos enteros de alimentos, pero cada uno de estos grupos desempeña un papel importante en el mantenimiento de la salud.

En realidad, una dieta equilibrada no consiste en “prohibir” en el sentido tradicional de la palabra, sino en encontrar el equilibrio entre ingerir los nutrientes adecuados y limitar los alimentos que pueden ser perjudiciales si no se consumen moderadamente.

Las “dietas” suelen ser soluciones a corto plazo para alcanzar un objetivo, mientras que comer sano es algo más: se trata de un estilo de vida que no es tan restrictivo como para no poder seguirlo a largo plazo. La Organización Mundial de la Salud ha destacado la importancia de una dieta equilibrada para aumentar las defensas y fomentar un desarrollo saludable, además de como “paso importante para alcanzar un estilo de vida saludable y feliz”.

Asegúrese de que su dieta sea variada y abarque los cinco grupos de alimentos principales:

CEREALES

Los cereales, especialmente los cereales integrales, nos ayudan a sentirnos llenos sin añadir demasiadas calorías.

Fuentes de cereales integrales:

Cebada, arroz integral, trigo sarraceno, bulgur, mijo, avena, palomitas de maíz, pan integral, pasta o galletas saladas.

PROTEÍNAS

Las proteínas hacen que nos sintamos llenos, ayudan a nuestro cuerpo a recuperarse después del ejercicio y proporcionan numerosos nutrientes, como vitaminas B (niacina, tiamina, riboflavina y B6), vitamina E, hierro, zinc y magnesio.

Fuentes de proteínas:

Carne, aves, pescado, habichuelas y legumbres, huevos, leche, yogur, queso, semillas y frutos secos. Los pescados grasos son una excelente fuente de Omega-3.

FRUTAS

Las frutas nos proporcionan muchos de los minerales, antioxidantes y vitaminas que ayudan a fortalecer nuestras defensas. Las distintas frutas cuentan con diferentes beneficios para la salud, entre otros:

La piña contiene una mezcla de enzimas que nos ayuda a digerir las proteínas y tiene amplias propiedades antiinflamatorias El pomelo puede reducir la resistencia a la insulina Los arándanos tienen altas propiedades antioxidantes Los limones tienen beneficios para la salud cardiovascular

Fuentes de frutas:

Es posible que se lo imagine… ¡frutas! Intente comer una amplia variedad de frutas de varios colores con el fin de beneficiarse de tantos nutrientes como sea posible.

VERDURAS Y LEGUMBRES

Comer diferentes verduras de distintos colores le proporciona nutrientes como fibra, ácido fólico, potasio, y vitaminas A y C.

Fuentes de fibra:

Vitaminas y minerales que se encuentran en las verduras:

Una vez más, se lo habrá imaginado…¡verduras! El consejo es el mismo en este caso: comer variado para disfrutar de los mejores beneficios.

PRODUCTOS LÁCTEOS

Los productos lácteos son una excelente fuente de calcio, proteínas y vitamina D en alimentos enriquecidos.

Fuentes de lácteos:

Leche, yogur y queso. Busque alimentos enriquecidos con vitamina D.

Por supuesto, existen alimentos que no necesitamos. Por lo general, se trata de alimentos procesados o envasados que no encontramos en su forma natural. Por otro lado, también hay estudios, incluido uno de Medical News Today, que demuestran que una onza de chocolate de vez en cuando puede en realidad ser buena. La clave está en el equilibrio. Coma si tiene hambre y quiere suministrar a su cuerpo los alimentos que necesita, no porque esté estresado y sea sencillo comer una barrita de chocolate o un vaso de vino.

Trate de consumir distintos tipos de alimentos de los cinco grupos anteriores y progresará en su camino hacia el bienestar personal.

Volver a la lista de publicaciones